miércoles, 12 de junio de 2019

Los críticos se recrean en el lodazal


Me dicen que soy serio, 
que estoy solo,
que no busco compañía,
que soy un castellano viejo
pasado de moda,
como de otro tiempo.

Me dicen que vivo la vida,
que no me preocupo,
que no siento.

Me dicen que soy misterioso,
que no muestro mis sentimientos,
que estoy escondido y alejado.

Me lo dicen los que no ven y juzgan,
los que no saben y hablan,
los que aparentan humildad,
los que venden su imagen solidaria;
pero atesoran muerte en sus casas,
los que buscan prestigio
a lomos de otras espaldas,
los que convierten la oración en teatro
y el vivir en puro engaño.

Esos puritanos modernos
me lo dicen,
mientras sonrío y dejo atrás
el vapor  destilado
por hombres de juicios huecos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario