domingo, 2 de junio de 2019

Diez cosas que no me atrevería a repetir


No voy a seguir con listas. Esta es la segunda y última...

A medida que nos vamos haciendo mayores nos hacemos más prudentes y valoramos los riesgos de otra forma. Es ley de vida: a más edad menos fuerza, menos equilibrio, menos reflejos... Por tanto, buscamos la seguridad. No es una norma escrita, claro está, pues hay personas que siguen pautas de comportamiento propias de adolescentes; pero ese es otro problema.
He pensado en las cosas que hice en el pasado y no sería capaz de repetir, salvo en circunstancias excepcionales. De todas ellas selecciono diez. En su momento las hice sin más. Aquí va el listado:

1     - Cruzar a nado en solitario un pantano. (Riesgo de calambre y ahogamiento).
2     - Subir con zapatos de paseo una montaña de dificultad alta. (Riesgo de caídas).
3     - Conducir un vehículo con niebla espesa sin visibilidad. (Riesgo de accidente).
4     - Adentrarme de noche en un barrio peligroso de una gran ciudad. (Riesgo de un mal encuentro).
5     - Subir a un taxi con el taxista borracho. (Riesgo de accidente).
6     - Caminar descalzo por un camino infestado de escorpiones. (Riesgo de picadura venenosa)
7     - Adentrarme en un campo de prácticas de tiro. (Riesgo de recibir un tiro o pisar una bomba sin explotar).
8     - Almorzar una fabada asturiana justo antes de asistir a una conferencia. (Riesgo de aerofagia, dolor).
9     - Subir al avión con infección de oído o garganta. (Barotrauma, dolor punzante, aturdimiento).
10   - Visitar la ciudad de Esmara (Sahara) en verano (56º C de temperatura. Riesgo de deshidratación y golpe de calor).

No hay comentarios:

Publicar un comentario