Presumir de burkini


No tenía intención de comentar esta noticia. Todo lo que se interpreta bajo criterios religiosos suele generar disenso. Y el burkini, prenda inventada para que las mujeres musulmanas puedan bañarse en la playa sin miradas lascivas y con el beneplácito de sus maridos, padres o hermanos mayores, reúne todas las condiciones para el debate; pero creo que debo hacerlo puesto que en este tema está en juego la libertad humana en pleno siglo XXI y la práctica de una religión -el Islam- cuyos valores y aspectos positivos pueden quedar eclipsados por estas noticias.
En algunas ciudades francesas se prohibió el burkini esgrimiendo el criterio del atentado al laicismo y la humillación de la mujer. Casi al mismo tiempo numerosas organizaciones feministas, sesudos analistas políticos, expertos religiosos y otros hablaron de respetar la libertad de las mujeres para vestir como quieran, y así sigue el tema abierto.
Ahora una señora de nombre Halima Aden, modelo de profesión, se fotografía luciendo dicha prenda y divulgando una forma de entender la práctica del Islam.
En mi opinión estas manifestaciones obedecen a una calculada operación de marketing político que defiende unos criterios cuestionables en el mundo musulmán, pues cubrir el cuerpo con una prenda, tapar gran parte de la cabeza con el velo, no corresponde al valor central de esta religión sino a determinadas costumbres y prácticas culturales que, en algunos casos, son preislámicas. Por tanto, defender el burkini, el niqab, el burka  y otras prendas similares constituyen un atentado directo a la libertad de la mujer, pues dichas vestimentas se utilizan bajo criterios e imposiciones patriarcales. Que se lo pregunten a muchas mujeres de países musulmanes que se ven obligadas a vestir de esa manera.
El burkini representa el poder del hombre sobre la mujer. Como dijo Intissar El Mrabet, marroquí militante feminista perteneciente  a la Asociación de Iniciativas para la Protección del Derecho de las Mujeres, en entrevista concedida al diario "El Mundo", "el burkini no solo es un retroceso, sino una degradación para la mujer, es una falsa libertad. Es una prenda donde las musulmanas se refugian de un patriarcado que les han impuesto."

Comentarios

Entradas populares