No lamerse las heridas te hace más fuerte


He sobrevivido,
de eso se trata...
No es fácil en un mundo hollado
por mentiras y fantasmas.
Sobreviví porque creo en el misterio profundo
que todo lo embarga.
Encajé las patadas con sonrisas
que casi me destruyen.
Tejí mi telaraña de hilos de plata,
donde quedaron atrapadas envidias,
pensamientos destructivos y traiciones.
Atisbé Tu inmensidad mientras cantaban
los pájaros y el cosmos alumbraba nueva vida.
Leía el pasado en las hojas de los árboles otoñales.
Volaba con la imaginación por constelaciones hechizadas.
A pesar de extravíos,
episodios oscuros y amenazas,
he sobrevivido,
de eso se trata. 

(De mi libro "Reflejos carbónicos")

Comentarios

Entradas populares