sábado, 18 de mayo de 2019

Deuda pública



Un buen amigo mío me comentaba hace unos días lo bien que le estaba yendo a España en asuntos económicos. Claro, mi perplejidad fue en aumento a medida que desgranaba las supuestas bondades económica españolas. Después le di un argumento de peso para desmontar su discurso: con una deuda pública desbocada es imposible el crecimiento económico real.
Por ejemplo, si debes 1.000 euros e ingresas cada mes 300, tendrían que pasar tres meses y pico para cubrir esa deuda. Es decir, destinar íntegramente el dinero que ganas a pagar los 1.000 euros. Lo cual es imposible puesto que si lo haces, no puedes comer, ni vestir, ni pagar las facturas de agua, luz, teléfono, etc. Entonces tienes que pedir un crédito a más de tres meses y pagar la deuda poco a poco, con lo cual acabarás pagando también intereses, comisiones, y gastos del crédito.
Esto lo trasladamos a la macroeconomía  y es algo parecido. Si tuviéramos que pagar en España toda la deuda pública, creo que cada ciudadano, incluidos los recién nacidos, deberíamos abonar más de 30.000 euros. Imposible hacerlo. La deuda se acumula, crece de forma espectacular y esto conlleva la dificultad de conseguir una economía nacional fuerte.
(Ver contador en tiempo real de la deuda española: http://deuda-publica-espana.com/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario