sábado, 30 de marzo de 2019

Ocho números de Horeb Ekumene


No parecen muchos, ocho números solo; pero para una revista especializada en ecumenismo y diálogo interreligioso, realizada de modo altruista, constituyen un pequeño logro. Mantener mes tras mes publicaciones de este tipo suponen un esfuerzo considerable de tiempo y recursos, y todo hecho con muy poca ayuda de terceras personas, lo cual dificulta más la tarea; pero los frutos están ahí y con eso nos damos por satisfechos.
Se puede leer "online" en el siguiente enlace: https://issuu.com/horeb.ecumene

viernes, 29 de marzo de 2019

El papa Francisco en Marruecos

Casablanca, Marruecos

Este fin de semana es importante para Marruecos y para la Iglesia Católica: El papa Francisco realiza una visita al país magrebí. Francisco llega treinta y cuatro años después de la histórica visita protagonizada por Juan Pablo II. Ha llovido mucho desde entonces. Marruecos ha experimentado enormes transformaciones sociales y mejoras de todo tipo, siendo en la actualidad un país islámico que avanza por el camino del "justo medio", en palabras del rey Mohammed VI; es decir, alejado del fanatismo y el extremismo. La Iglesia Católica también ha pasado por un proceso transformador y se encuentra ahora en una etapa de cambios, también de complicados retos y graves problemas difíciles de resolver.
La visita, dicen los voceros vaticanos y obispos de Marruecos, servirá para profundizar en el diálogo cristiano musulmán. No es nuevo el empeño; pero sí adquiere una dimensión más amplia, pues en los últimos años han sido frecuentes los acercamientos y eventos de diferente naturaleza entre cristianos y musulmanes. Todo ello muy interesante aunque no sé si tiene la importancia que se le pretende dar, pues en definitiva lo que se busca es la convivencia pacífica entre hombres y mujeres con diferentes creencias religiosas, o con ninguna. Se trata, ante todo, de garantizar la libertad de culto, desde el respeto a las diferencias y con el denominador común de la defensa de los derechos humanos. Si la "Declaración Universal de Derechos Humanos" es aplicada de forma decidida y plena en el mundo entero, no estaríamos hablando de diálogo interreligioso como camino de paz; pero lamentablemente nos encontramos muy lejos de que esos derechos humanos se respeten.
En cualquier caso, estos encuentros siempre son positivos y los aplaudimos.

miércoles, 27 de marzo de 2019

Ars Templis


Este año 2019 está siendo especialmente intenso para mí. Apenas ha transcurrido el primer trimestre y algunos eventos familiares  han dado al traste con las intenciones y programa que había previsto. Ya se sabe que los programas difícilmente se cumplen, y si no, que se lo digan a los políticos.
En mi caso, estoy hasta cierto punto acostumbrado a vivir el momento, y no espero nada en particular. Asumo cada situación con paciencia y tranquilidad. En enero pasado empecé un nuevo proyecto, en formato audio o ´podcast`. Se trata de un programa divulgativo que he titulado "La noche de los gatos". Ahí hablo de temas que me ocupan y preocupan, a saber: desarrollo social, ecología y salud global. Es un formato que me resultaba extraño aunque creo que le estoy cogiendo el gusto. Bueno, hasta ahora está teniendo un buen número de descargas, sin apenas promoción. Con eso me vale. por pura curiosidad un proyecto en formato ´podcast`, algo así como un blog en audio, algo muy interesante y que es posible que tenga más futuro que los blogs escritos. La experiencia ha sido buena. Después de veinticinco grabaciones he decidido tomarme un descanso y pensar en un contenido más íntimo. Hablaré de ello
También estamos ultimando algunas iniciativas en el ámbito de la cooperación al desarrollo, si bien yo soy más de la línea que se denomina ahora "anticooperación", asunto del que he hablado y seguiré haciéndolo. En definitiva, la cooperación implica -tal como está planteada- más dominio y control sobre países y regiones. No me gusta entrometerme en asuntos ajenos de otros países. Colaboro en lo que puedo y con eso me basta. Tampoco me gustan los protagonismos y vanidades que son característicos en ese mundillo de la "ayuda al desarrollo", con ongs muy poco ongs, y cooperantes que se miran más el ombligo que otra cosa. No me interesa hacerme un nombre, ni un C.V. para conseguir trabajo, y siempre me he ofrecido de forma altruista. Sigo siendo un idealista y utópico, y trabajo por un mundo justo, donde todos podamos vivir en paz, gozando de bienestar, igualdad en el trato y respeto de los derechos humanos, algo que aún está lejos de conseguirse. Bueno, pues esto de la cooperación, a pesar de los pesares, me interesa. El problema son los fondos y que la situación de precariedad general implica afrontar dificultades muy serias para conseguir hacer proyectos realmente interesantes. Me gustaría hacerlo, por supuesto, pero lo veo difícil, a pesar de lo cual, seguimos en ello.
Por último, sigo empeñado en poner en circulación nuevos libros y otras iniciativas culturales, algunas en el campo del diálogo interreligioso y más en concreto el diálogo cristiano musulmán.
En fin, son ideas, proyectos, esperanzas... quizá nada se concrete; pero ahí está la aventura.

Revista Horeb Ekumene abri 2019



Comparto enlace al número de abril de la revista Horeb Ekumene.

En esta ocasión hemos incluido los siguientes artículos: - Lo que dicen las religiones sobre la felicidad. - Jesús y la reforma del Islam. - Mesa y martirio. - ¿Un grupo islámico contra el top manta en España? - Campaña de la Fraternidad.



viernes, 8 de marzo de 2019

La relación ciencia fe, imprescindible en el camino del bienestar social



A medida que pasan los años me intereso más por determinadas cuestiones de tipo filosófico y teológico. Siempre tuve una especial inclinación hacia el estudio del conocimiento humano y, más en concreto, a la reflexión sobre el quehacer científico y el binomio ciencia — fe. Dicha reflexión es fundamental en nuestros días, más si cabe por la propia evolución de nuestra civilización, donde surgen cada vez más problemas y retos de enorme complejidad.
Creo sinceramente que se necesita articular una epistemología diferente a la conocida, pues incluso los métodos científicos, su validación y valoración, así como la política involucrada en la investigación y el desarrollo, han adquirido un notable grado de sofisticación y también son susceptibles de amenazas y fraudes. De este ejercicio intelectual debe emerger una nueva conciencia científica. Por extensión, con el resultado obtenido podrá abordarse con mayor precisión la relación de la ciencia con la fe y la religión. ¿Por qué explorar dicha relación? En mi opinión por la necesidad urgente que tenemos de encontrar un marco definitivo para la paz. En este ámbito, no podemos olvidar que de las religiones y sus confluencias con la ciencia, la filosofía y otras disciplinas artísticas y sociales, emergerá una humanidad que pueda finalmente dejar atrás la violencia. A diferencia de numerosos científicos y pensadores, opino que las religiones seguirán teniendo en el futuro un papel determinante para articular espacios de convivencia, pues lo religioso caracteriza al ser humano y no puede ser sustituido por una elaborada doctrina de corte científico sincretista. Se han realizado intentos en el pasado que constituyeron sonados fracasos y en la actualidad hay experimentos sociales que indefectiblemente fracasarán también.