domingo, 3 de febrero de 2019

Y ahora las gaviotas


La semana pasada disfruté viendo cigüeñas y flamencos. Ayer y hoy veo gaviotas, alborotadoras, chillonas, ajenas a las actividades humanas, como diciendo: este es mi territorio. Incluso algunas son desafiantes, atrevidas, ... curiosas estas aves que sobrevuelan la costa e incluso el interior de los cursos fluviales en invierno.
Aquí están todo el año presentes, imposible ignorarlas. Van y vienen, en grupos, volando a baja altura, otras veces elevándose casi hasta las nubes. Da gusto observarlas. Forman parte de una naturaleza cada vez menos ´natural` y más moldeada por el hombre. Tal vez dentro de unos años las gaviotas hayan desaparecido, o queden reducidas a unas pocas colonias desperdigadas en lugares de difícil acceso; pero ahora están aquí, lo cual me recuerda a "Juan Salvador Gaviota", aquella fábula magistral escrita por Richard Bach.  Sí, tengo que releer otra vez ese libro. Cuando lo hice la primera vez era un adolescente. Allí leí frases como esta: "No creas lo que tus ojos te dicen. Sólo muestran limitaciones. Mira con tu entendimiento, descubre lo que ya sabes, y hallarás la manera de volar".

No hay comentarios:

Publicar un comentario