domingo, 27 de enero de 2019

Entre cigüeñas anda el juego


Hoy he salido temprano de casa. Me gusta pasear a primera hora, cuando la ciudad aún permanece envuelta en una grata atmósfera somnolienta. Digo grata porque hay menos ruido, y yo soy una persona extremadamente sensible a los ruidos.
Paseo y al alzar la mirada al cielo observo unas cien cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) casi en formación sobrevolando hacia el río Saguía El-Hamra. Durante la temporada húmeda (invierno en Europa), estas aves invernan en buena parte de estas tierras saharianas. Otras los hacen más al sur, en tierras de Mauritania y de Senegal, y otras se quedan en la península ibérica.
Hacía mucho tiempo que no veía una concentración tan elevada de ejemplares en vuelo. En el río hay también una nutrida colonia de flamencos y otras especies acuáticas.
Rápidamente activo la cámara fotográfica de mi teléfono móvil; pero su calidad no es muy buena, que digamos; no obstante, logro un par de instantáneas donde se puede apreciar algunos individuos.
Me doy por satisfecho y continuo el paseo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario